Le rompí el culo a mi primo

0

Estabamos “peleando” por el control remoto y ….

Me llamo Juan Luis, tengo 18 años y soy bastante bien parecido, un poquito flaco, pero musculoso y alto, no me puedo quejar de cómo me va con las chicas, aunque no he tenido muchas oportunidades de intimar con ellas.

A principios del verano, fuimos por un fin de semana a la casa de playa de mis tíos y me encontré con mi primo Francisco, que hacía tiempo que no veía. El tiene 21 y un físico muy parecido al mio, aunque un poquito mas bajo.

Fuimos a la playa, charlamos, nos contamos algo de nuestras vidas, y simpatizamos bastante.

Enseguida del mediodía, cuando todos dormían la siesta, fuimos a su dormitorio a mirar tv. Pues a esa hora no había otra cosa mejor.

Dije de cambiar de canal y el no, y jugando empezamos a “pelearnos” por el control remoto.

Eso se convirtió en lucha cuerpo a cuerpo, y cada uno quería demostrar al otro que era mas fuerte, ya dejó de importar el control solo importaba la lucha.

Estábamos solamente de shorts y en un momento, el quedó boca abajo en la cama, y yo encima, y sin querer, empecé a tener una erección. Lo sujeté fuerte y mi pija quedó aun por encima de los shorts bien entre sus nalgas.

Sentí un poquito de vergüenza, pero una sensación muy linda, no solo lo estaba dominando sino que además, casi sometiéndolo.

Me dijo: que te pasa? Se te paró.

No dije nada, solo me quedé quieto y con mis piernas fui abriendo despacio las suyas. Me sorprendí al ver que no me daba trabajo que las abría con facilidad, y comencé a hacer movimientos como de cojerlo.

Noooooo, Juanchi, que querés hacerme?

Nada Fran, solo déjame un poquito, no te voy a hacer nada

Noooooooo, no quiero , soltame

Le solté una de sus muñecas para que me quedara mi mano libre y lo empecé a acariciar, las caderas, y … no intentó escapar, entonces fui metiendo esa mano por debajo de su pantaloncito, y acaricié sus nalgas

Cuando toqué con mi dedo su culito, lo contrajo, yo no sabía tampoco como iba a seguir aquello, vi que los dos lo disfrutábamos, pero no sabía hasta donde podía seguir.

Quité mi mano de allí y le puse el dedo muy cerca de sus labios y lo empezó a chupar, entonces otra vez se lo acerque al culito y empecé a forzar un poco.

Otra vez , noooooooo, no lo hagas noooooooo

Fui bajándole el short y no dijo nada, entonces también me quité el mio, y empecé a pasarle despacio mi verga por la raja de su culo, muy despacio

No Juanchi, no lo hagas, nooooooo

Solo quiero pasártela por el culito, no te la voy a poner si vos no querés.

Se la pasaba y en un momento enfrenté la cabeza con su culito, y forcé un poquito, nooooooooo, no, no, Juan, no quiero.

Mojé mis dedos con saliva y le acaricié mas el culito, le puse un dedo, que ya entró mas facil y le dije, relajate, te voy a poner solo la puntita,

NOoooo, nooooo, yo no soy puto, no quiero.

No vas a ser puto solo porque juegue un poquito no te la voy a poner, solo quiero acabarte asi, me hago un poquito la paja y acabo en la puerta de tu culito, dejame.

Pero no me la pones? Prometemelo.

Si Fran, te lo prometo, solo que estoy por acabar, dejame hacerlo.

Abrí un poquito mas las piernas y vas a ver que tambien vas a disfrutar.

Cuando abrió mas le dije relajate que te voy a poner solo la puntita y acabo, ya estaba bien ensalivado, cuando le puse la cabeza en la puerta del culo, con las piernas lo mas abiertas que podía, empecé a forzar.

Nooo, sacala, salacla que me duele

Relajate, no intentes cerrar que ya casi está

Me duele

Espera, ya está ya entro la cabecita, ahora es mas facil

Noooooooooo, nooooooooo, no quiero que me cojas,

Está bien, solo un poquito mas y acabo, movete , levantá el culo

Ayyyyyyyyyy, ayyyyyyyyyy, duele,

Ya está , levantá bien el culo, y con mi mano empecé a acariciarle la pija, y se movía, y yo sentía que la pija iba entrándole cada vez mas,

Gozas? Estas disfrutando,?

Sii, pero duele, duele mucho

Yo seguía acariciándolo, le hacía la paja, mientras enterraba ahora si toda mi verga en su culo apretado. Hasta que sentí que acababa, y le dije, ya está, estoy acabando, acaboooooooo

Creo que en ese momento tambien el acabó, y se relajó aun mas. Me quedé quieto, un rato, hasta que se ablandó y se fue saliendo, y vi que salía un poco de sangre junto con semen.

Fran se dio la vuelta, quedamos frente a frente y mirándome a los ojos me dijo: nunca pensé que me fueras a coger asi, yo no quería, vos me forzaste.

Te gustó?

Noooooooo, ya te dije, no soy puto.

Lo se, solo sucedió, no va a pasar otra vez.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*