Un juego inocente nos llevó a nuestra primera vez

0

Levante su falda y por primera vez en mi vida vi un hermoso traserito, ella trato de hacerse soltar gateando hacia delante…

Mi nombre es José tengo 18 años la historia que te voy a contar me paso hace 6 años, cuando tenia 12 años. Yo crecí desde que nací en el campo específicamente en el altiplano de Perú y a mis 8 años mis padres decidieron llevarme a la ciudad para tener una buena educación cosa que lo agradezco mucho. El caso es que cada año toda la vacación me iba a mi pueblo como desesperado talvez por encontrarme con mis amigos, ir a pastar a las ovejas llevando con nosotros una excelente merienda, buscando arañas para hacer pelear entre ellos y cosas así, siempre haciendo travesuras. Algunos de mis amigos tuvieron la misma suerte que yo, pero este mi amigo Rene un año menor que yo se quedo en el pueblo para ayudar a sus padres en los deberes de la casa no así su hermana mayor Juana de 14 años entonces se fue a estudiar a la ciudad desde niña, la verdad es que no se que tiene la ciudad para convertir a las personas en una manera muy diferente y ella tenia un comportamiento de niña refinada y es que además estaba tan linda, hermosa pero solo lo veía así una chica mayor que yo. Todo empezó cuando íbamos a pastar ovejas juntos ( Rene y yo) a las faldas de un cerro distante unos 3 o 4 Km del pueblo y todos los días jugábamos de todo con camioncitos, atrapábamos insectos para jugar con ellos y un juego muy inocente, veíamos como el macho de las ovejas se lo montaba a la hembra y pues entre nosotros en cuanto el otro se descuidaba le agarrábamos por detrás de la cintura y hacíamos como que montábamos al otro, cosa que casi siempre ganaba yo pues era un poco mas grande que Rene un poco mas de fuerza que el, pero todo era un juego inocente sin ninguna malicia.

ven mi mujercita, zaz, zaz, zazz, ja, ja, ja…….

Haciendo todos los esfuerzos Rene trataba de hacerse soltar.

suéltame, vas a ver ahorita te la voy a meter…

ja, ja, ja,…… zazz, zazz,…..

Pero siempre eran juegos sin ninguna malicia. Uno de esos días Rene vino acompañada de su Hermana Juana, yo lo vi como algo molesto, pero ni modo tenia que aguantármela.

Oye Rene, por que lo trajiste a tu hermana?

Es que mi Mamá dice que la ovejas están volviendo con hambre y lo mando para que controle.

Hola José…

Hola …..

Le respondí de mal humor. El día transcurrió de manera diferente nos sentíamos controlados a pesar de eso seguíamos jugando lo que se podía. En una de esas Rene estaba agachado buscando algo en el piso y yo vi la oportunidad de mostrar otra vez mi superioridad y otra vez le agarre de la cintura y simulaba montármelo olvidándome totalmente de su hermana…

Ven mi mujercita, zaz, zaz, jajajjaaaaa…

El trataba de hacerse soltar, cuando me di cuenta que Juana nos estaba mirando sorprendida, entre rizas y totalmente avergonzado le solté y me escape a otro lado disimuladamente. Pasaron las horas y en una de esa yo estaba escarbando un hueco de araña medio agachado y note que Juana le hacia señas a Rene, yo entendí que le estaba indicando que yo había encontrado una araña, cuando sentí que Rene se aferraba a mi cintura diciéndome…

Mi mujercita…. toma. Zaz, zaz, zazzz,…. ja, ja, ja…..

A pesar de que yo era mas fuerte y grande que el, no podía hacerme soltar con facilidad, después de una lucha feroz , logre invertir los papeles y le estaba haciendo el ritual de mete y saca, él trataba de hacerse soltar pero no podía, fue cuando de repente sentí unas manos aferrándose en una de mis manos y vi que era Juana..

Ya Rene !!!!…. ya!!!!…. ya!!!….

Entre dos no vale…!!!!, ja ja ja…..

A pesar de que hacia el mejor de mis esfuerzos a dos no podia vencerlos, y Rene se puso por mi detrás y hacia el ritual .

ja ja ja … toma…zazzz, toma, zazz…….

Como Juana me agarraba de las manos, tuve que atacarle a ella ahora yo le agarraba de las manos , al darse cuenta Juana trataba de hacerse soltar y se dio la vuelta, fue cuando aproveche de agarrarle de la cintura y ahora yo hacia el ritual del mete y saca pero esta vez a una mujer de verdad, seguramente era gracioso ver, yo haciendo que montaba a Juana y Rene haciendo que me montaba a mi, jajjaaajajaaa…..

huayyy…. sueltame…. Rene ayudame……huayyyy……

Con que entre dos he? Toma!!!… zazz!!!…zazz!!!….ja ja ja…

Cuando Rene me soltó, yo también tuve que soltar a Juana, pues me iban a atacar entre dos. Nos hicimos corretear unos con otros y así acabo el día.

Esa noche yo me quede pensativo me acordaba de cómo agarre a una mujer por primera vez, aunque no me concentre en sentirla pues estaba ocupado en ganar la lucha.

Al otro día por primera vez la miraba con detalle, era una chica linda de unos 1.50 m de estatura con una carita angelical, tenia una excelente figura unos pechos medianos y bien fiemes un hermoso trasero, este día traía un vestido entero bien tallado a su cuerpo de una tela tipo seda, bueno no se mucho de telas, pero era una tela suave y delgado, además traía una chompa encima.

Al otro día busque a propósito a que sucediera lo mismo, pero esta vez estaría mas concentrado en sentirla en mis manos, y sucedió agarre a Rene y hacia que le montaba y como el anterior dia ella venia en su auxilio…

Juana Ayúdame!!!!……

Ja ja ja, ven mi linda mujercita… zaz zazzz…… toma..

José suéltalo………

Haaa!!!!… con que quieres tu!!!!!…..ven aquí ……..

Huayyyy…. no!!!!…. jajjaaaaa, jajajaa, suéltame…..

Ven mi mujercita…. te voy a castigar por haberme molestado….

Huayyy…. Rene!!!!… auxilio…. ja ja ja ja…….

Yo la agarraba de su vientre tan suave, en cuanto pude intencionalmente accidental, jajjajajaa, le agarre de sus lindos pechitos, que sensación amigos míos creo que en ese instante mi pene se puso tieso, me dio un escalofrió, y para no ser descubierto me escape, ellos me siguieron pero no pudieron darme alcance. El resto del día y los siguientes dos días nuestros juegos se hicieron mas frecuentes a veces me dejaba ganar, para no ser tan evidente cada vez que podía tocaba sus pechitos suavecitos y note que un poco mas interno tenia algo como una masa, algo dura, en ambos lado ahora se que eso es normal.

El quinto día fue un poquito diferente como de costumbre le agarre a Rene para simular que lo montaba…

Toma esto, zazz, zazz, zazz…..

Auxilioooo…. Juana!!

Pero esta vez Juana no reaccionaba, así que tuve que dejarlo, nuevamente intente esta vez cerca de Juana y nada, no venia en auxilio de su hermanito, entonces pensé que todo se había acabado que había sido muy atrevido y que por eso Juana ya no quería jugar.

En una de esas Juana me agarra de las manos …

ya!!!! … Reneeee!!!!…..

Rene se mostraba indiferente es claro que no le ayudaba a Juana por que ella tampoco la ayudó y yo aproveché ese momento.

Por haberme atacado vas a pagar toma, zazzz, zazz….

Vas a ver Rene, nunca mas te voy ayudar ¡!!!!!….. huayyy… sueltame…

Toma , toma, zazzz…. zazzz…

Bien aferrado a su cintura yo hacia que me la cogia a esa hermosa chica, y por supuesto que mi pene estaba totalmente tieso, seguramente que ella se dio cuenta de tal situación, mi pene (dentro de mi pantalón) frotaba con su hermoso traserito por encima de su vestidito delgado, pero que como era delgado se sentía con facilidad como se metía entre esa hermosas par de nalguitas mi paquete que casi reventaba, quería tocarlos pero me daba miedo que se enojara. ella hacia todos los esfuerzos para que lo dejara libre, en una de esas ella trae su mano como queriendo tapar su trasero para que no se lo metiera, pero se encontró con mi pene tieso, y descaradamente ella me lo sujeto con fuerza, y yo me asuste y la solté, y por esto ella se mato de riza.

Ahora ya se como hacer que me sueltes ja, ja, ja ja,……

Vas a ver me las vas a pagar…… ven aquii!!!!!………

Ja, ja, ja, ja, .. huayyy……

Ella escapaba para no ser atrapada, pero yo fui mas rápido que ella así que lo alcance lo sujete de la cintura por atrás como para cogerla pero ella nuevamente me sujeto de mi pene y otra ves hizo que la soltara, pero reaccioné en seguida y nuevamente la sujete pero esta vez de entre las piernas casi metiéndole la mano en su conchita, ahí si se lanzo al piso pero lo interesante es que no se enojaba, por esta razón la abrase por detrás como sujetándola fuerte haciendo notar que yo era el fuerte, y no perdí la oportunidad de agarrar sus lindos pechito, tan suavecitos, y ella no decía nada, solo se reía.

Ya basta!!!!….. me estas lastimando basta!!!!:…….

Dime que te rindes!!!!……

Vas a ver… igual te voy a hacer…

Inténtalo y no podrás…

Con aires de grandeza, de yo soy el mas fuerte, me levante y rodeándole me puse en su delante y noté que no dejaba de mirar mi bulto que por cierto estaba que revienta, estaba algo nerviosa al igual que yo.

Rene!!!!!…vas a ver no me has ayudado…

Decía de una manera no muy convincente, y desde lejos Rene bien echado en el pasto nos miraba atentamente.

Acaso tu me has ayudado??

Ahora nunca más te voy a ayudar….

Yo excitado y con mi pene bien parado la observaba con detalle a Juana con la sensación de haberla manoseado y con la idea de que por que no decía nada, acaso le gustaba que le manosee? O es que era demasiado tonta como para no darse cuenta, pero esta teoría la descarte inmediatamente por que tonta no era. Así terminó ese día, al día siguiente con mucha prisa salí con mi rebaño de ovejas al lugar de siempre, pero grande fue mi decepción por que ese día Juana no le acompañaba a Rene, y me sentí el hombre mas miserable del mundo.

Hola Rene….

Hola José..

Y Juana por que no vino contigo?

Es que mi mama quería que le acompañara a escarpar un terreno, pero mañana viene.

Ese día parecía que no pasaba, sentía un vacío dentro de mi, solo pensaba en ella, sentía que estaba enamorado de ella, tanto que Rene lo notó.

Oye José por que no quieres jugar?

No tengo ganas, me duele la cabeza.

Ese día era el hombre mas desgraciado del mundo y esperaba que pasara rápido, pero el día era interminable. Finalmente ya era tarde, cada uno nos fuimos a nuestras casas, esa noche no podía dormir, solo me revolcaba de un lado a otro, creo que dormí un par de horas. En la mañana exigía a mi madre que me lo alistara de prisa mi merienda, estaba tan desesperado de encontrarme con Juana y jugar los juegos eróticos, tanto que mi madre lo noto y me regaño de mi actitud, pero finalmente salí. Creo que demasiado rápido, casi corriendo hice llegar a mi rebaño de ovejas a las faldas del cerro pero esta vez un poco mas allá, un lugar donde dos cerro de encuentran por lo que existía tipo río entre ellos, suficiente como par que nadie te vea si entras al lugar. Y sucedió que finalmente aparecieron los dos Juana y Rene conduciendo sus ovejas al lugar donde yo estaba, mi corazoncito latía demasiado rápido parecía que iba a reventar.

Hola José…

Hola Rene…

Hola José..

Hola Juana..

Por que has traído las ovejas aquí?

esteeee… es que hay mas pasto por aquí.

Si verdad? Se van a ir bien hartaditos de este lugar.

La miraba, con bastante detalle esta vez traía ropa de dos piezas, una falda delgada parecido a licra y una blusa que parecía camisa, y su chompita de siempre. Yo solo pensaba en jugar al coger, pero como empezar?, tampoco quería ser tan evidente, entonces solo hicimos pasar el tiempo, Rene propuso subir un poco mas al cerro para buscar tunas silvestres.

Vamos mas arriba para buscar tunas.

No, es cansador.

Me negué, pero por que sea cansador, si no que solo pensaba jugar al coger.

Si Rene, otro día…

Aburridos….

Por que no almorzamos.

Si ya es medio día…

Entonces nos pusimos a sacar nuestros fiambres, fue cuando me puse de rodilla para extender y abrir el fiambre, al igual que ellos se sentaron al rededor de nuestras mochilas, disponiéndose a sacar sus fiambres. En ese instante vi que el rebaño se alejaba un poco de nosotros y de cuatro patas me estire hacia una piedra para arrojar al rebaño y hacer que vuelva. Rene aprovechó esa mi posición para ponerse por mi detrás y simular cogerme.

Mi mujercita!!!!……..

Me volví pero no podía hacer que me soltara, mire a Juana y vi que estaba mirándonos con una sonrisa, por una parte estaba feliz que se empezaran estos juegos eróticos, después de un verdadero esfuerzo logre invertir los papeles ahora yo era quien lo tenia por la cintura y hacia el ritual de cojermelo a el.

No, tu eres mi mujercita!!!!… zazz, zazz, zazz…. ja, ja, ja…

Esperaba que Juana saliera en su defensa para luego ir por ella, pero nada paso, solo nos miraba con una sonrisa, al notar que Juana no saldría en su defensa tuve que dejarlo. Todo cansado y yo un poco decepcionado y cansado me senté a almorzar.

Yo quería hacer que vuelvan las ovejas, ahora tú vas por ella por que ya están lejos.

Esta bien la siguiente les toca a ustedes.

Dicho esto Rene fue al rebaño a hacer que vuelvan por nuestros alrededores. Terminamos de almorzar luego vimos que el rebaño se alejaba al frente del cerro y Rene dijo.

Les toca a ustedes yo ya fui

Esta bien, vamos José?

Vamos.

Nos dirigimos hacia el rebaño, lo estábamos conduciendo de vuelta y y cuando estamos entre los cerros , ella se agacha como buscando algo en el piso pero no había nada, entonces comprendí que lo hacia a propósito.

Mira José, que bonita tierra.

Donde

Me dio miedo agarrarle, temía que se enojara, así que me puse de cuclillas a su lado para ver la dizque tierra, empecé a hacer figuritas, y como se dio cuenta que no iba a hacer nada, decidió actuar ella, me empujo haciéndome caer, y empesga gatear en sentido contrario, me repuse y fui con dirección a ella.

Cáete, ja, ja, ja,…

Con que si no?, ahora vas a ver……

Era la oportunidad, yo de rodillas y ella de cuatro patas, la sujete de la cintura y empecé como si me lo estuviera cogiendo.

Ahora eres mi mujercita…..

Era la primera vez que le decía eso.

ja, ja, ja, no!!!… ja ja ….

Toma, toma, ja, jaa, jaa….

Lo interesante fue que esta vez no luchaba como antes, solo gateaba con fuerza hacia delante pero yo lo sujetaba con fuerza así que no avanzábamos casi nada. Frotaba mi pene entre esas delicadas y hermosas nalgas se notaba la suavidad de su cuerpo, lo delicada que era, a pesar de eso yo refregaba con fuerza, como desesperado, luego dejo de hacer esfuerzo y solo se quedo de cuatro, entonces yo fui mas allá, con una mano le sujete de su vientre y con la otra mano le levante su falda hacia su espalda.

Oye no hagas eso…..

No estoy haciendo nada, además me lo debes…..

Pero no así…

No quise escucharlo, con la falda encima de su espalda y ahora con mis dos mano en su vientre seguía refregando mi pene entre sus nalgas, así de cuatro con una de sus manos trato de taparse su trasero con su falda pero no lo permití, y nuevamente se quedo quieta, era la oportunidad y yo no podía dejarlo pasar, de tanto refregar hasta ya me dolía mi pene así que decidí liberarlo, me baje el cierre del pantalón y lo libere, entonces empecé a refregar mi pene entre sus nalgas y por encima de su pantaleta y que por cierto era de color crema y con adornos de encaje, era una de esas que cubren la mitad de las nalgas , yo estaba totalmente excitado al igual que ella creo, enserio que ya me dolía mi pene, pero no importaba, estaba por quitar el ultimo obstáculo cuando se dio cuenta que estaba por cogermelo de verdad, es que mi pene ya apuntaba directamente entre sus nalgas aunque por encima de su pantaleta.

Oyeee… que me estas haciendo, me estas lastimando..

No te estoy haciendo nada.

Le dije con mi voz algo agitado.

Pero me estas lastimando……

Fue cuando trajo su mano hacia atrás y se encontró con mi pene me la sujeto y se asusto al descubrir que esto iba en serio, y como impulsado por un resorte y con bastante fuerza hizo que le soltara y se levanto sin mirar atrás salio medio corriendo de aquel lugar con dirección hacia donde estaba Rene, yo asustado también con mi corazoncito latiendo de prisa proseguí a guardar mi pene, para luego también dirigirme hacia ellos. Cuando llegue donde ellos Juana ya estaba sentado totalmente seria sin decir nada, yo también estaba callado tampoco decía nada estaba con bastante miedo de que iba a pasar ahora. Entonces al notar esto Rene dijo.

Y ahora que les a pasado a ustedes?, han visto a un fantasma o que……

Juana y yo nos miramos y ella se río

No, es que me he caído

Entonces comprendí que no se iba a enojar conmigo si no que más bien iba a guardar como un secreto, yo no dije nada pero Rene siguió con su interrogatorio.

Y te lastimaste?

No, ya estoy bien.

Como te has caído

No te preocupes, ya estoy bien…

El resto del día lo pasamos casi sin hablar. Ya en la tarde nos despedimos como siempre para luego dirigirnos a nuestras casas, pero lo feliz que me puso es que Juana se despidió de mi con una sonrisa hermosa que jamás lo olvidare, hasta hoy lo tengo presente como si fuera ayer, eso me puso muy, pero muy feliz.

Chau José, hasta mañana…

Chau Juana, hasta mañana….

Esa noche tampoco pude conciliar el sueño pensaba y pensaba de cómo casi me la cogi a esa hermosa chica dos años mayor que yo, pero eso no importaba, en mi mente estaba grabado la imagen ella de cuatro patas con su hermosísimo y redondo culito descubierto y mi pene a punto de perforar su pantaleta estas imagen grabado en mi mente también hacia que mi pene este erecto toda la noche, y me desesperaba para que de una vez fuese el otro día.

Por fin llego el otro día, seguramente tres días sin dormir bien ya se notaba y mi madre me pregunto.

José te pasa algo? Tus ojos están rojos, estas enfermo?

No mama, el humo me hizo llorar.

Si quieres yo llevo a pastar el rebaño hoy.

No!!!!… digo, no, …. estoy bien yo llevo no te preocupes.

Hay hijo, que te pasa, esta bien, pero si tus ojos no mejoran para mañana, yo llevo.

Esta bien, hasta la tarde mami.

Casi corriendo conduje el rebaño hasta el mismo lugar que el anterior día, y muy ansioso esperaba que aparecieran, grande fue mi sorpresa y mi decepción que a lo lejos divisaba solo una persona mi cuerpo se sentía morir, estaba tan decepcionado que no savia que hacer, solo me senté a esperar a que llegara, poco a poco se acercaba y empecé a dudar quien era por que la persona que traía el rebaño era un poco mas alto de lo normal, mi corazoncito empezaba a latir fuerte, no podía creer que era Juana pero esta vez no venia Rene, mi alegría era indescriptible ,no sabia si gritar, saltar o llorar que suerte tenia, y esperaba que sucediera lo del anterior día, por fin llego, tan linda como siempre, traía la misma ropa que el anterior día, pero esta vez yo lo veía como un ángel.

Hola José..

Hola Juana..

Y Rene?

No vino, mis padres lo llevaron para que los ayude a escarpar el terreno cerca al lago.

Ha…..

Por que?, acaso no querías que yo venga?

Me dijo con cierta ironía.

No, digo si, que bueno que hayas venido tu.

Los dos estábamos algo nervioso, en el fondo presentíamos lo que iba a pasar ese día, pero ninguno de los dos quería referirse al tema, ahora era como comenzar con el juego.

Y si llevamos el rebaño mas arriba?

Bueno.

Subimos con bastante calma hacia la cima del cerro que no era tan alto, como de unos 150 metros aproximadamente, pero después de la cima empezaba la montaña, este si que era alto pero nosotros nos quedamos en la cima del cero era el punto donde se encuentran dos cerros y una montaña, algo como un hueco, mi mente empezaba a maquinar y mirar ese lugar como perfecto para nuestros propósitos.

Juana, pongamos nuestras mochilas en ese pastito…

Ha si que bonito lugar.

Y si viene el zorro y nos quita una oveja?

No, no pasa nada, vamos a estar al pendiente

Bueno, y ahora que hacemos

Mmmmm …. no se que quieres hacer?

Me pregunta con bastante interés, yo en mi interior solo pensaba en cogérmelo a ella.

Juguemos…..

Que quieres jugar.

No se … haber.., descubramos que ves en aquella nube…

Haber… parece una casa…

No, yo creo que es una llama..

Y así hablábamos de cualquier cosa, el día pasaba, a medio día almorzamos, y parecía que ese día no pasaría nada.

José, vamos a hacer que vuelva el rebaño, se están alejando mucho.

Bueno, vamos.

Y cuando estábamos regresando notamos que una de mis ovejas estaba en celo y el macho de su rebaño y el macho del mío disputaba por la hembra, y le dije.

Juana mira tu cordero le venció al mío, así que va a ser difícil separar a la tarde

Si, ahora que hacemos?

Y si lo separamos y lo amarramos?

Bien, tu vienes del otro lado y yo de este lado.

Bueno pero antes voy por la pita.

Ella se fue donde nuestras mochilas saco una pita de su mochila y volvió con dirección al otro lado del rebaño, y sigilosamente nos acercamos de ambos lados cuando su cordero intentaba montar a mi oveja, ya a una distancia prudente empezamos a correr para atrapar al cordero.

Ya Juana, corre!!!…

Tu también!!!….

Todo el rebaño se asustó y también nuestros blancos por lo que empezaron a correr en ambas direcciones, y cuando estábamos por atrapar, el cordero por detrás de su oveja se nos safa haciendo que Juana y yo no choquemos de lado, yo iba con bastante fuerza así que lo hice caer.

Hayyy……

Me volví hacia ella y asustado le pregunte.

Estas bien?

Me lastimaste……..

Eres un bruto…

Es que casi lo atrapo, donde te lastimaste’

Le pregunte con bastante interés y se frotaba su pierna por encima de su rodilla.

Me lastimaste con tu rodilla…

Donde, no esta verde?

Yo sin ninguna malicia asustado quise ver y estaba por levantar su falda cuando…

Oyee…

Ella de un empujón me hace caer

Pero solo vamos a ver, mi madre dice que hay que friccionar con la saliva.

Si pero me duele.

Me incorpore e intente nuevamente ver el lugar, la sorpresa fue que esta vez no puso resistencia.

Haber… vamos a ver, es verdad esta algo rojo.

Levante su falda, y con mi otra mano la empecé a friccionar con saliva, fue cuando el morbo empezaba a surgir en mi, ella solo me miraba y se dejaba friccionar, a estas altura ya estaba algo nervioso y con mi pene empezando a pararse, le dije.

Ya?, ya no te duele?…

Ella un poco nerviosa me responde.

Si un poquito…

Yo algo descarado le friccionaba un poco mas allá del lugar afectado, que fricción ni que nada la estaba empezando a manosear.

Oyee.. que…. me… estas haciendo…

Na…da…..

Ya estábamos excitados, no había nada mas que decir sino actuar, ella estaba echada de lado apoyada en su codo, yo sentado a su lado le acariciaba con las dos manos toda su pierna, por momentos sus nalgas, por Dios mis amigos que sensación, que suavidad, que cuerpito mas delicado, no decíamos nada solo nuestras respiración era bastante agitada, de ves en cuando ella susurraba…

Ya… ba…s…ta…, Jose…… basta…..

Solo lo decía, no hacia nada para evitarlo, hasta que finalmente termino de echarse con la cabeza sobre sus brazos y cerrando los ojos, era el momento de ir un poco mas lejos así que poco a poco le fui levantando su falda hasta descubrir ese hermoso trasero, pero mis amigos, mi sorpresa fue tan, pero tan grande que hasta me detuve de manosearlo, esta vez no traía su pantaleta, entonces solo me quede atónito, embobado mirando ese culito descubierto, aunque por el momento solo veía uno de sus nalguitas, seguramente ella pensó que ya no me atrevería mas así que dijo, medio incorporándose.

Ya basta, vamos..

Y como si de eso se tratara mi vida reaccione.

No, espera……

Vamos allá donde las mochilas..

A pesar de mis esfuerzos ella se tapa con su falda, y se levanta del suelo, yo sigo sentado algo decepcionado mirando el piso que estaba bastante pedregoso, entonces pensé que era un entupido al dejar pasar la ocasión.

José vamos.

Ella me extendía su mano para ayudarme a levantar, sin decir nada le acepte la ayuda y nos dirigimos hacia nuestras mochilas. Juana se sentó de lado cruzando las piernas apoyado en una de sus manos, yo hice lo mismo a su lado, ambos no decíamos nada, nos miramos bien serios y luego ella por fin me sonrió y luego le correspondí. Ella se echo sobre sus codos, en mi mente pensaba que no tenia que dejar pasar ese momento por lo que yo también me eche peo muy cerca de ella casi apoyando mi cabeza en su vientre.

Y si te hago cosquillas?

Le pregunte.

No tengo..

Haber…

Dicho esto empecé a hacerle cosquillas en entre su cintura y axilas, ella solo sonreía y trajo su mano a mi cuello y me acariciaba, yo al sentir eso de hacer cosquillas me pase a acariciarlo esas curvas, otra ves mi corazoncito latía muy pero muy fuerte, el hecho de ser un pobre entupido inexperto solo pensaba en descubrir su culito y no de disfrutar tocado su cuerpo. Acariciando su cuerpo la empujé hacia el piso para que terminara de echarse y así fue, se echo encima de su brazo como hace un rato. Ahora si le estaba manoseando sus nalgas por encima de su falda, poco a poco baje hasta sus piernas hasta donde terminaba la falda y de sus piernas desnudas empecé a subir acariciando poco a poco hacia su lindas nalgas y también levantándolos con mis dos manos seguía manoseándolo y ahora la empujaba mas para que se eche totalmente de panza, ella sin hacer resistencia se dejaba guiar por mis actos inexpertas.

Ven, échate a este lado.

Que me vas a hacer?

Nada, solo no te muevas.

Lugo le subí totalmente su falda hasta su cintura y ahí estaba su traserito totalmente descubierto lo acariciaba, lo manoseaba, nuestras respiraciones estaban totalmente agitadas, y para mi ya era tiempo de ir más allá, desabroche mi pantalón, baje mi cierre y libere mi pene de su prisión que a esta alturas estaba que revienta, entonces con mi pene totalmente parado me subí encima de ella apuntando directamente entre sus nalgas haber que agujero encuentra.

No!!… que me vas a hacer?…

Trato de levantarse, pero esta vez yo no iba a permitirlo así que le sujete manteniéndolo hacia el piso.

No te muevas, no te boy a hacer nada…

Mi pene resbalaba entre esas nalgas firmes, la friccionaba con fuerza buscando algún lugar, algún hueco para que entre, pero eso de ser primerizos y no saber nada de follar a una mujer era el colmo, seguía frotando mi pene entre sus nalgas pero solo eso, en uno de esas ella susurro algo.

No es ahí….. más…. abajo….

Seguramente ella también estaba con ansias para ser penetrado por mi pene, al escuchar esto y como no encontraba el agujero para penetrar, me incorpore, miré como mi pene resbalaba entre sus nalgas y me dispuse a ver donde tenia que entrar, le separe las piernas y me puse entre ellas, lo que vi fue un agujerito algo arrugado sin percatarme de que mas abajo estaba su conchitata y sin pensarlo mas sujete mi pene y puse en dirección a este hueco, presione con fuerza y….

Oye ¡!!!! Que haces ?…..me lastimas….

Pero no te muevas.

Ella trato de incorporarse, pero yo opuse resistencia pero logro darse la vuelta y ahora estábamos frente a frente, al mirar su carita vi que estaba algo asustada al igual que yo, mire hacia su entrepierna y su falda tapaba la visibilidad de sus agujerito, pero no importaba, aún en esta posición trate de penetrar nuevamente con la esperanza de que el hueco estaba ahí…

José, esperara…. No es ahí…..

Al escuchar esto la mire la cara y estaba algo ansiosa, luego me senté apoyado en mi rodilla entre sus piernas y con mucho cuidado levante su faldita hacia su vientre y mire ansioso tratando de ver el hueco por donde debería de entrar mi pene, fue cuando descubrí que unos cuantos pelos le cubrían su monte de Venus y un poquito mas abajo estaba su rajita que parecía una rayita, es entonces que me vino a la cabeza de algunos comentarios que escuchaba hablar a las personas mayores de tirar a las chicas por la concha, y con algo de nerviosismo llevé mi mano hacia esa rayita, lo separe un poco y se abria su conchita muy resbaloso se ve que estaba muy excitada….

José ….no… hagas me…. haces cosquillas…..

Solo estoy viendo…

No mires……. me da vergüenza…

Con las dos manos le separe un poco mas los labios y vi un hueco , seguramente que por allí es por donde mi pene tenia que entrar, a todo esto ella si movía a cada toque de sus partes, tenia medio entrecerrados sus ojos….

haa…. Ya basta…. José…mmmm…..

Fue entonces que decidí entrar en acción, me eche sobre ella, mi boca llegaba casi cerca a su cuello apoyado en una de mis manos con la otra agarre mi pene y apunte hacia su conchita con una suavidad increíble se deslizo hacia el interior…

Oye, oye… que me esta haciendo?….

Yo no dije nada, en mi cabeza solo estaba penetrar y penetrar.

No te muevas, no te estoy haciendo nada…

Mmm… no.. me lastimas… noooo…

Sentí que mi pene había llegado hasta el tope, pero que cosa mas rara, mire hacia mi pene y vi que apenas había entrado unos centímetros, acaso eso es todo?…..

Despacio, despacio…. Mm….. me las….timas…..

Entonces empecé el mete y saca, creyendo que eso era todo, hice unas tres veces y seguramente que la cuarta vez lo hice con mas fuerza por que me dolió y sentí que algo se rompía, entonces la mire a la cara de Juana y vi que estaba llorando, con una mano se tapaba la frente y con la otra me sujetaba fuerte del cuello atrayéndome hacia ella, me asuste cuando la vi llorar y me detuve.

Te estoy lastimando mucho?

Si un poco….

Entonces….

No!!… solo hazlo despacio…

Entonces empecé a moverme otra vez y esta ves me movía algo mas suave, seguramente pensaría que no aria mas que eso, entonces llevo sus dos manos hacia mi espalda como acariciándome, siguió bajando hacia mis glúteos y en una de mis mete y saca ella me atrae hacia ella con fuerza y sorpresa!!…

mi pene entro por completo, es más me dolió mucho, me las aguante y me detuve en su interior por un momento al igual que ella, la mire nuevamente su cara y estaba conteniendo la respiración seguramente aguantando el dolor que había causado la penetración..

Te duele mucho?

Si.. un poco..

A mi también me dolió..

Abrió sus ojos y me miró algo sorprendida.

Si? … también te dolió?…

Si un poco…

Creo que fue instinto, empecé a moverme dentro de ella.

Mmmmm….si…

Me movía un poco más rápido, ambos teníamos la respiración agitada.

Mmmm…si se sien..te … boni…to..

Mmmm.. yo también siento… bonito…

Le dije para animarla, pero era cierto mi pene se s estaba poniendo como adormecido, una sensación indescriptible, una sensación que hacia que mis movimientos se hicieran algo torpes, le daba una envestidas fuertes, y note que a ella le estaba pasando lo mismo, parecía que le daba calambres, estábamos teniendo nuestro primer orgasmo simultáneamente, pero en ese entonces yo no savia que era un orgasmo, así que seguía con mi mete y saca, sentía que me estaba orinando dentro de ella, pero no me importaba y seguía con mi mete y saca, sentí que la sensación de adormecido de mi pene desaparecía lentamente, pero mi pene seguía totalmente empalmado por lo que seguía con mi mete y saca, también note que Juana ya no tenia esas convulsiones pero aun así yo le daba duro…

Que bonito…

Te gusta?…

Si,, no dejes de moverte…mmmm…. Siiiiii… que bonito…

Al escuchar estas palabras me sentí alagado y le daba con más ganas…

Mmmm ….si…

Juana, te quiero mucho…

Yo también….si…haaaaaa….. mas rápido., mas rápido…

Al escuchar esto me moví mas de prisa, y esta ves era ella la que estaba teniendo su segundo orgasmo, lo pude sentir detalladamente de cómo se convulsionaba, le daba como calambres estaba temblando, y es cuando yo empezaba a tener la misma sensación de hace rato, que sensación mas hermoso, amigos míos lo recuerdo como si fuera y me éxito al máximo fue una de las mejores cogidas que he tenido, no se que tiempo estuvimos en aquella situación , el echo es que estábamos muy cansados, sudando los dos, luego de aquella segundo orgasmo me eche encima de ella sin sacar mi pene de ella , me abraso muy fuerte y quedamos por unos momentos así. Fue luego que la escuche decir.

Y las Ovejas?

Alce la cabeza buscando ver las ovejas, y no ataban asustado me levante, ella se tapo con su falda y también se levanto algo asustada, luego vimos que se habían dirigido había las faldas del cerro y corrimos para hacerlo volver. Esa fue nuestra primera vez, los días siguientes no perdimos oportunidad, lo hicimos de otras formas y hasta con su hermanito, eso les contare en otra oportunidad.

Espero les haya gustado este relato, personalmente para mi fue excitante, escríbanme sus comentarios.

VOTA

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*